Arde Sydney: Emir Kusturica & The No Smoking Orchestra

June 30, 2008

Ayer estuve en el concierto de Emir Kusturica & The No Smoking Orchestra en el Opera House. En su primera visita a Australia, la banda la rompió y la noche fue una fiesta.

Emir Kusturica es un director de cine nacido en Sarajevo. Sus películas han ganado varios premios, siendo reconocidas internacionalmente.

Mi primer contacto con Kusturica fue “Underground”, un film sobre Yugoslavia que ganó en el 95 la palma de oro en Cannes. Cualquiera que haya visto esa película coincidirá conmigo en que es una de esas inolvidables.

A partir de ese entonces Kusta (asi lo llaman a Emir en la banda) se transformó en uno de mis directores favoritos, y en paralelo las bandas sonoras de sus películas, que en un principio estuvieron a cargo del maestro Goran Bregovic.

Anoche el Opera House se desbordó frente al espectáculo y la energía inagotable de estos músicos.

Subieron a escena vestidos con camisa azul brillante y pantalón blanco la mayoría. Menos Emir que estaba en chomba y shorts deportivos, y Nele que tenía una camiseta de vaya a saber que equipo de fútbol.

El personaje de la noche definitivamente fue Dr Nele Karajilic, el vocalista revolucionario. El chabón es un petiso explosivo que mantuvo a la audiencia toda la noche expectante de sus payasadas.

No conforme con la reacción inicial del público, Nele pidió a los asistentes una escalerita, y se trepó a uno de los palcos para hacer levantar a la gente los culos de sus asientos, bailar y gritar al ritmo de los balcanes.

El estilo de No Smoking Orchestra es una mezcla de punk, rock y música gitana, una combinación única capaz de movilizar a cualquiera. Mezcla de acordeones, saxo, guitarras, bajo, violin, batería.

Toda la comunidad Serbia australiana estuvo presente en el público. La mitad del tiempo Nele habló en serbio, y por supuesto nosotros no nos enteramos de nada, pero media sala se partía de risa de lo que decía.

Pero también se la rebuscó para hablar en ingles, francés y hasta se despidió con un “Buenas noches” en castellano.

Me morí de envidia de todas las chicas que subieron a bailar al escenario, alguna incluso cantó en serbio y todo. Nele iba recorriendo la sala y elegía al azar –eeeh no se si tan al azar porque todas estaban buenas. A una que estaba en el palco le trajeron la escalerita para que baje al escenario.

Los de seguridad ya estaban curados de espanto y una onda: Ma si loco, hacé lo que quieras, si aunque te frenemos igual no nos das pelota.

Emir aunque en shorts y zapatillas no deja de ser un galán.

Mientras Kusta trataba de pasar desapercibido, Nele fue un petardo. Hizo bailar a los fotógrafos, a los asistentes, a todo el mundo. Revoleó agua mineral al público, hizo intentos de strip tease, se quedó en cueros, bailó la noche entera, le habló en japonés a una china y nos conquistó a todos.

Emir Kusturica estrenó su último film este año en Cannes, Maradona por Kusturica un documental sobre la vida de Diego. A Australia todavía no ha llegado, y lo espero ansiosamente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s