Buenos Aires: la biblia junto al calefón

September 7, 2009

Bar La Poesia en San Telmo

Bar La Poesia en San Telmo

Ya es mi tercer día en Buenos Aires. El jetlag se está yendo de a poco. El viernes me desperté a las 4 y media de la mañana. Esa noche tuve una despedida de soltera, me terminé acostando a las 4 de la mañana del sábado, amanecí a eso de las 2 de la tarde y mágicamente me acostumbré a los horarios de acá.

Hoy fui a desayunar al bar La Poesía, compré el Crítica y descubrí con sorpresa que Washington Cucurto es columnista de la revista. Los quilmeños se van para arriba.

En la radio del bar suena Fabiana Cantilo con El capitán Beto, pasa un 126 por la calle y el mozo nos trae el café con leche con 3 medialunas y el vasito con agua con gas. Mientras, turistas y lectores solitarios pueblan de a poco las mesas del bar.

Buenos Aires respira nostalgia en cada esquina. Uno siente como que nunca se fue, y al mismo tiempo se sorprende por lo que falta. Uno busca mas de un timbre en el colectivo, quisiera que los perros no caguen en las veredas, imagina un barrio sin bolsas de basura apiladas en la esquina, y sin un can hambriento que rompe alguna para huir con algo de comida por la calle empedrada.

Uno siempre espera mas, y ahí te viene el cachetazo de la realidad porteña, caótica por excelencia, antagónica como pocas.

Cada cuadra te sorprende con infinidad de cosas. Los veteranos de Malvinas protestan en Plaza de Mayo. Una vieja te tiende la mano y te pide ayuda para cruzar la calle porque camina lento y nadie para en esta ciudad cuando el semáforo se puso en verde. Brasil nos gana por 3 a 1 y al día siguiente la gente comenta en los bares, putea contra Maradona y pide a los santos un milagro para ganarle a Paraguay el miércoles. Los evangelistas te paran en las esquinas para intentar convertirte a su fe, te corren empecinados para encajarte la revistita con su dogma. Los vendedores ambulantes ofrecen software trucho en los colectivos.

Parece una ciudad donde todo está permitido. Suena tango en un rincón y reggaeton en el otro. Pasa una murga tocando tambores por la esquina. Las paredes se cubren con leyendas a favor y en contra de la Ley de Medios K. Se discuten temas como la libertad de expresión y el monopolio del grupo Clarín.

Y uno no puede sencillamente ser turista en esta ciudad. Uno se involucra en todo lo que pasa, se apasiona como lo ha hecho siempre, y se contagia de la nostalgia porteña.

Pero al mismo tiempo, Buenos Aires es la familia, los asados, la Quilmes de litro y las charlas de café con amigos. Es el afecto de la gente que te quiere, te vio crecer y se despidió de vos por un tiempo, que nunca se creyó que te ibas para siempre. Y en el fondo, uno nunca se va del todo, uno siempre vuelve a Buenos Aires, aunque tenga que andar a las puteadas, aunque esté en desacuerdo con tantas cosas… uno ama a esta ciudad tanguera con pasión, porque es nuestra. Porque cada uno de nosotros llevamos un pedacito de Buenos Aires en la piel, y estemos donde estemos, vayamos donde vayamos, esas son las cosas que permanecen a pesar de los años y las distancias. Somos Buenos Aires y Buenos Aires es nuestra.

5 Responses to “Buenos Aires: la biblia junto al calefón”

  1. Mariano Says:

    Que buen post Lau!!!

    Y que ganas de un cafe con leche con media lunas, en un bar como el de la foto, leyendo el diario, sin apuro, viendo a la gente pasar….

    Me marchas un cortado en jarrito???😉

  2. Cris Says:

    Me encantó!!!
    qué inspiración Plinura!!!

  3. Deb Says:

    Muy bueno Plini !!! Hasta me dio ganas de ser ‘porteña’por un ratito😉

  4. Kathy Says:

    Buenísimo Lau! Me encantó “Uno se involucra en todo lo que pasa, se apasiona como lo ha hecho siempre”, esa pasión es inevitable!
    Que disfrutes del viaje, besos🙂

  5. candombera Says:

    Gracias chicos! Seguimos recorriendo los barrios porteños en busca de nuevos relatos. Me tendria que animar con Quilmes tambien… pero ese cuesta!
    Besos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s