Bienvenidos a Argentina

March 24, 2011

Llueve en San Telmo y pasa el camión de la basura por la esquina.

Estoy en Buenos Aires otra vez. Vine con expectativa cero, pero aun así llegar a la patria siempre es un shock al sistema.

Ezeiza fue un caos. Cola para todo: para sacar plata del cajero, para pedir un taxi (la empresa “oficial” te dice: tengo una demora de 20 minutos. Te dan un papelito por un lado del mostrador y por el otro te gritan (50 minutos después): ¡Setecientos noventa y siete! ¿Quién iba a San Telmo?

En el vidrio de la oficina del cajero hay un cartelito que dice “Por favor no sentarse”. Mientras hago la cola, veo que un tipo viene a sacar el cartel, y lo reemplaza por otro que dice “Por favor no sentarse, Please do not sit”.

Me pregunto que pensarán los turistas cuando llegan a Ezeiza. Colas interminables atraviesan el aeropuerto, el taxista me dice que son de AirEuropa, de los vuelos atrasados por el cierre de principios de semana, que se están regularizando ahora.

Por supuesto que estoy llegando tarde al departamento que alquilé, asi que llamo por teléfono para avisar. Llamo al contacto que me dieron y me dice: llamá a la oficina. Llamo a la oficina y me atienden 3 personas hasta que una se digna a tomar nota y pasar el mensaje.

Por fin 2 horas después de que llegó mi vuelo, logro salir de Ezeiza, y el taxista comenta: mijo me dijo que está cortada la autopista. Así que no se como vamos a llegar, pero ya habrá un cartel que diga algo. Llueve torrencialmente. Trato de pensar en alguna alternativa de ruta Ezeiza-Centro pero no se me ocurre nada.

Ahora están haciendo un puente, se ve que tienen plata porque están construyendo y por eso las calles están todas en obra por acá. No se para qué, si cada vez hay menos vuelos que salen de acá, desviaron un montón a Aeroparque.

Vamos a 130 x la Richeri y veo carteles de Duhalde. Le pregunto al conductor si hay elecciones pronto. Si, en octubre. ¿Y Duhalde se postula haciéndole competencia a Scioli? No, Duhalde va como candidato a presidente.

Taxista hablando por el móvil: No me digas, asi que… ¿no salió nada? Y… no tenía que ser para nosotros. Pero… ¿nada de nada? Le jugaste al 532, ¿no? Y bueno, otra vez será.

Finalmente estoy en San Telmo, no tengo tiempo de salir a recorrer. Me ducho y me pasa a buscar mi hermana para ir a Quilmes.

La autopista Buenos Aires-La Plata es un caos. Todos se están yendo fuera de la ciudad por el fin de semana largo. Recordamos el cuento de Julio Cortázar, La autopista del sur. Vamos a paso de hombre.

Llevo 24 horas sin dormir. No se si reirme o llorar. Buenos Aires tiene esa particularidad de sacarte de quicio, en cada situación. Me había olvidado del ruido, de las colas, el tráfico, la falta de respeto por el otro, y todo esto se presenta combinado cuando uno recién baja del avión. Bienvenidos a Argentina.

Este viaje traerá nuevos relatos y experiencias cotidianas.

No te preocupes Buenos Aires, se que sos mucho mas que caos, y escribiré sobre esto para hacerte justicia. Pero ahora solo quiero dormir.

Sigue lloviendo en San Telmo y suena una cumbia lejana.

2 Responses to “Bienvenidos a Argentina”

  1. Kathy Says:

    Me encanta! que sigan los relatos🙂 besos

  2. candombera Says:

    Gracias Kathy, en estos dias voy a buscar tu libro!
    Besos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s