Historia desde un remis

April 2, 2011

Durante este viaje no me animé a tomar el 98 con destino Quilmes.

Si tomé colectivos en Capital, y hasta el tren desde Retiro a Tigre, pero preferí sustituir el 98 por el remis.

Ayer volviendo de Quilmes a San Telmo por la autopista Buenos Aires-La Plata, el remisero me contó una historia.

-Yo no voy a estar haciendo esto por mucho tiempo mas. Ya me jubilé, estoy esperando que me salgan los papeles. Tres meses, me dijeron. Me corresponden cuatro mil pesos.Y después vuelvo a la ruta.
-¿A qué ruta?
-Soy camionero de toda la vida. Me llevo bien con la dueña de la agencia, si hasta compró autos nuevos, cero km y me dijo: Carlos, éste es para vos. Yo le digo todo que si, pero ni bien me salgan los papeles, chau.
-Imagino que será muy distinto manejar en ruta que en el kilombo de provincia y capital. ¿Y qué viajes hacía?
-Buenos Aires-Ushuaia, a veces al norte también. Otra cosa… además yo paro todo el tiempo, somos un grupo de muchachos que nos juntamos a comer, en cada parada. Acá tengo que ver a mi mujer todos los días, no la aguanto más.
-¿Y cuantos días le lleva llegar a Ushuaia desde acá?
-Cuatro días. Vas parando en Comodoro, Puerto San Julián. Mirá yo tengo una de historias con el camión… Una vez levanté una chica en la ruta haciendo dedo, recién recibida, con el título abajo del brazo. Radióloga. Me dijo que iba para el sur, a conseguir trabajo, que acá en Buenos Aires no estaba teniendo suerte. Yo le dije: te llevo. Tengo un par de contactos allá. Pero antes que nada le aclaré: mirá entre nosotros no va a pasar nada. Si alguno de los muchachos te dice algo le rompo la cara. Hacé de cuenta que soy tu padre. Acá hay dos camitas, vos dormís en la de abajo, yo en la de arriba… y la cama de abajo… sagrada.
-Ajá
-En camino llamo por teléfono a un conocido del hospital de Comodoro. Le digo: tengo una chica recién recibida, buscando trabajo…
¿Dónde está?
-En el camión
Traela ya. ¡Traetelá!
-Fuimos. le dijo: piba mirá, podés dormir en esta piecita de acá, empezás a laburar mañana, tu sueldo va a ser de tres mil pesos. No lo podía creer. Hoy, es la directora de radiología del hospital, los médicos la adoran.
-Qué bien… y ¿cómo es que esta mina llegó a hacer dedo en la ruta para conseguir un laburo? ¿Tiene familia?
-Mirá, se vino del norte, la trajeron engañada… si a mi me contó que los primeros tiempos tuvo que trabajar hasta de puta para pagarse los estudios. Pero ella tiene un orgullo de haber llegado donde llegó… sorteado tantos obstáculos…
-Me imagino…
-Yo además, a través de un contacto, le hice conseguir una casita. Ahora tiene novio, se está por casar. Me dijo que quiere que sea el padrino. Le saqué a pagar todas las cosas para la casa: la heladera, el lavarropas. Me pregunta: ¿cuánto te debo Carlos? Cuando cobre te deposito, y cada par de semanas me encuentro en la cuenta bancaria con algunos pesos que me va devolviendo.
-Pero mire usted qué historia. Estamos llegando, es en la otra esquina. ¿Cuánto le debo?
-Con los peajes cincuenta y tres. Decime una cosa: ¿de qué laburás vos?
-En diseño gráfico
-Ahhh haceme un favor: andate del país… ¡rajá cuanto antes posible! Chau piba.
-Gracias. Chau, que le vaya bien y que le salga la jubilación pronto, así vuelve a las rutas.

Dedicado a Carlos, por haberme regalado esta historia.

One Response to “Historia desde un remis”

  1. Deb Says:

    Me encanto! Y como me hizo reir esta frase : ‘Acá tengo que ver a mi mujer todos los días, no la aguanto más.’ jajajaja !

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s