Primeras impresiones sobre Bali

October 7, 2011

Hacía mucho tiempo que quería conocer Bali. Una vez había ido a una agencia de viajes a averiguar (en la época en la que todavia se usaban) y me dijeron que en verano era época de tsunamis. En otra ocasión en la que podía viajar, se acercaba la fecha de aniversario del atentado terrorista que dejó 202 muertos en Kuta, así que cambié de destino.

Esta vez no consulté a nadie y compré un pasaje. A los pocos días leo en la web oficial de consejos a viajeros del gobierno australiano, que recomendaban no viajar a Indonesia, debido a amenazas de ataque terrorista.

Bueno… -pensé- un poco tarde. Ya tengo el pasaje, asi que me voy.

Había leido algunas cosas, pero me tentaba mas la idea de ir sin un itinerario determinado, y decidir allá que tenía ganas de hacer.

Bali es una isla de Indonesia, con una población de poco mas de 3800 habitantes. La mayoría son de religión hindú (92%) y cada casa tiene un altar donde venerar a sus dioses.

La religión ocupa un lugar primordial en la vida de la gente, y se ven ofrendas en todos lados: en las entradas a las casas, negocios, en los autos, en la playa.

Ofrendas para los dioses

La ciudad está llena de templos, y para entrar hay que vestirse de manera apropiada, con una especie de pareo llamado “sarong” para curbrirse. Las mujeres no pueden entrar al templo cuando están menstruando.

Sin pretensiones de entender demasiado sobre el hinduismo en Bali, lo poco que escuché es que aquí se practica un hinduismo con características propias. Existe una trinidad (Trimurti en sánscrito) de dioses que son Brahma (el creador), Wisnu (el que mantiene o preserva) y Shiva (el destructor).

Mi primera impresión en el aeropuerto fue una mezcla de miedo y curiosidad, y definitivamente la sensación de estar en un país del tercer mundo.

En el avión venía tranquila mirando el mapa, pensando en que bueno estar atravesando Australia desde el océano Pacífico hasta el océano Indico… hasta que la azafata nos entregó unos papeles que hay que llenar para presentar en aduana, y leo en letras rojas: Advertencia: Pena de muerte para traficantes de droga bajo la ley de Indonesia.

Si bien estaba segura de los contenidos de mi maleta, se me hizo un nudo en el estómago recordando un par de casos famosos de australianos condenados, la idea de haber envuelto la maleta en el aeropuerto en plástico para asegurarme de que nadie la abra… y que al final no lo hice… en fin… miles de pensamientos pasaron por mi cabeza en cuestión de segundos. Como no eran mas que suposiciones, me obligué a poner la mente en positivo.

El aeropuerto de arribos es mas triste que la terminal de Aerolíneas en Ezeiza. Sonaba de fondo una música instrumental típica mientras decenas de personas te ofrecían llevar las maletas a cambio de una propina.

Luego de comprar un visado por 25 Usd, no pude dejar de sonreir al ver un cartel que decía: “Please make good queue” (Por favor haga una buena cola).

Pasamos por canal verde en aduanas, un sistema similar al argentino. Y de ahí atravesamos un pasillo interminable de puestos de cambio de moneda (rupia indonesia es la moneda local), donde la gente te gritaba desde la ventanilla de cada puesto, que les compres a ellos.

Camino al hotel, me esperaba un mundo totalmente desconocido por descubrir, y mi miedo se empezaba a transformar en curiosidad de viajero.

Coca Cola auspiciando los dioses locales

2 Responses to “Primeras impresiones sobre Bali”

  1. deb Says:

    me quede con las ganas de leer mas !🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s